jueves, 16 de agosto de 2012

¿Discapacitados o Capacitados?

Una de las entradas del blog de mi compañero y paisano Pepe, me dió por pensar cuantos atletas discapacitados han particiapdo a lo largo de la historia en los Juegos Olímpicos. Pero antes de adentranos en este asunto en concreto, quisiera hablar de las personas con discacidad.

A las personas con discapacidad cada vez se las considera menos como personas desprovistas de posibilades físicas. Progresivamente van accediendo a las prácticas deportivas y de ocio y la legislación afirma hoy claramente que los alumnos con discapacidad motriz deben beneficiarse como los demás de una enseñanza de Educación Física y Deportiva (EFD). El lugar que ocupa la EFD puede ser muy reducido por diversas razones: las condiciones materiales, la insuficiencia de tiempo de clase dedicado a los aprendizajes fundamentales debido a las reeducaciones efectuadas en el tiempo escolar, el temor a los accidentes, una representación de la EFD que hace de ella una disciplina reservada a los no discapacitados, las reticencias- ciertamente, cada vez más escasas- del personal médico o paraméidco, la ausencia de un profesor de educación física, la falta de convicción o de formación de determinados maestros, la dificultad de llevar a cabo acciones pedagógicas adaptadas a los alumnos al margen y de gestionar la heterogeneidad de un grupo de clase.

Pero para algunos atletas de élite estas dificultades no han sido obstáculo ninguno para practicar sus deportes favoritos, estos deportistas que incluso han podido la suerte de disfrutar de unos Juegos Olimpicos son.
1. Olivér Halassy (Hungría, Waterpolo, 1928–1936)

Olivér Halassy jugó en tres equipos olímpicos de Waterpolo y ganó dos medallas de oro y una de plata a pesar de que una de sus piernas había sido amputada por debajo de la rodilla luego de sufrir un accidente de tránsito a la edad de 11 años.

2. Lis Hartel, (Equitación, 1952)


 Lis Hartel fue una de las primeras mujeres a a las que se les permitió competir contra hombres en equitación. A pesar de que estaba paralizada de las rodillas hacia abajo debido a un a un ataque de polio cuando ella tenía 23 años, Hartel aprendió a montar sin utilizar los músculos afectados al grado de llegar a representar a Dinamarca en los Juegos Olímpicos de 1952 donde ganó la medalla de plata.

3. Ildikó Rejtö (Esgrima, 1960–1976)


 ldikó Rejtö era sorda de nacimiento, cuando comenzó a practicar esgrima a los 14 años de edad los instructores se comunicaban con ella por medio de recados escritos. Rejtö compitió en cinco olimpiadas, ganando dos medallas de oro, una de plata y dos de bronce, y además tiene la distinción de ser la única atleta de los olímpicos de verano en haber subido al podio usando tres nombres diferentes, ya que se casó dos veces a lo largo de su carrera.

4. Jeff Float (Natación, 1984)


En las olimpiadas de Los Ángeles 1984, el tercer relevo del equipo olímpico estadounidense de nado en la categoría de 4 × 200 metros estilo libre fue Jeff Float. Él nadador carecía del 80% de su capacidad auditiva en el oído derecho y 60% en el izquierdo, luego de que padecer meningitis a los 13 meses de edad. A pesar de todo, se colgó una medalla de oro.

5. Neroli Fairhall (Tiro con arco, 1984)


A pesar de finalizar en el lugar 35 de su disciplina, la arquera neozelandesa, Neroli Fairhall, fue la primera atleta que participo en unos Juegos Olímpicos después de haber competido previamente en los Juegos Paralímpicos, ayudada por una silla de ruedas, luego de que un accidente en motocicleta la dejara paralítica de la cintura hacia abajo.

6. Marla Runyan (Sydney 2000)
















Marla empezó en el heptalón, y en el año 1996 Marla asombró al mundo del deporte al clasificarse para los U. S. Olympic Trials, competición donde superó el record norteamericano en la carrera de 800 m del heptatlon. Fué entonces cuando decidió conentrarse en las carreras. Sus cuatros años de intensos esfuerzos dieron resultados: en 2000 se clasificó para el equipo olímpico estadounidense, al acabr tercera en la carrera de 1.500. En Syndey quedó octava y ovtuvo la mejor marca femenina norteamericana de toda la historia olímpica. Poco después de su regreso a Estados Unidos, superó el récord norteamericano en la carrera de 5.000 y Marla consiguió así otro hito ser la primera mujer ciega en el Atletismo en participar en unos Juegos Olímpicos.

7. Oscar Pistorius (Londres 2012)



Pistorius, de 25 años de edad participa por primera vez en unos Juegos Olímpicos como deportista no considerado paralímpico, por lo que el morbo estará presente en sus participaciones. El atleta africano probará por fin, en una competencia oficial si sus prótesis (una especie de cuchillas en forma de J de fibra de carbono y 2 kilos de peso), las Cheetah (guepardo) Flex-Foot, son capaces de superar a los mejores atletas del mundo con sus dos extremidades inferiores completas.





1 comentario: