sábado, 1 de diciembre de 2012

Diciembre, fun, fun.

Ahhh!!!. Diciembre mes clave del año en donde todos parecen reunirse. Dicen que una vez al año no hace daño. Pero siempre me he preguntado ¿porque esperar todo un año para reunir a la familia? No debería ser así, pues tenemos todo un año, para verlos un finde semana, vacaciones de verano, semana santa. Pero parece que por estas fechas, algo mágico nos envuelve. Y que conste no estoy en contra de esto, pero este año más que nunca y el que viene, en donde digo ya, que vamos a ver amanecer un nuevo año, y no va a llegar el fin del mundo, como muchos profetas estan empeñados en hacernos ver que va a llegar.
Esos muchos profetas cuando se acierta en algun aspecto de la profecia, se comenta que han acertado del todo, pero lo que muchas veces no se llega a  pensar que las "profecias" nunca se cumplen al 100%. Cuando el Calendario maya se acabe, debo de comentar que no va a pasar anda, y siento desilusionar a la gente, pero es lo que pienso. Es una cosa de lógica. Osea que porque un calendario de otra cultura se acabe, tiene que acabar el mundo, pues lo siento mucho, pero esto no funciona así. Nosotros somos los que estamos acabando con el mundo, por eso muchas veces en la vida, algunos aspectos de la historia se repiten. ¿Como cuales? Las guerras, las crisis monetaria, las batallas de poder, los intentos de golpe de estados, etc. El hombre es el que esta acabando con el mundo, por su afán de controlarlo todo. Pero que nadie se engañe el poder es un arma de doble filo, y aunque es verdad que el poder a estado siempre mayoritariamente en manos del hombre, hoy en día también hay mujeres en el poder, lo cual me parece estupendo.

Pero como ya he dicho, el poder es un arma de doble filo, y el ser humano es el que tiene que salvaguardar esto, para que en el futuro nuestros hijos,nietos,etc, puedan disfrutar de un mundo mejor, yo así lo deseo, y lo espero. Hay que tener fe en que pueda suceder, porque si se pierde fe en el ser humano, es imposible que esto mejore. De todas formas lo único que podemos ahcer nosotros es enseñar a nuestros hijos, que el mejorar siempre esta bien y no está mal. Pero que deben ser humildes, y no desear el mal a nadie, ni a nada. Tal vez,así poco a poco, esto pueda mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario