lunes, 18 de febrero de 2013

¿Amor o consumismo?

El día de San Valentín, es una celebración tradicional traida de paises anglosajones que se ha ido impantando en otros paises a lo largo del siglo XX principalmente en que las parejas de enamorados se muestran su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de Febrero, y en algunos paises está considerado como el Día de los Enamorados, y en otros como el Día del Amor y de la Amistad.

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.
Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

Aunque bien es cierto que antiguamente se regalaban rosas a aquellas personas que se tenían especial afecta, hoy en día el 14 de Febrero, pese a quien le pese, se está convirtiendo en puro consumismo.
Olvidandonos por un segundo de la historia y de las tradiciones antiguas que se hacían, hoy el 14 de Febrero, está pasando con más pena que gloria. Muchas personas nos olvidamos que el tener pareja, o incluso familia, no les tenemos que demostrar amor sólo ese día, si no los 365 días del año, y para hacerlo no hace falta gastarnos mucho dinero. Parece que el 14 de Febrero entre más gastamos con nuestra pareja, más la queremos y esto no es así, le tenemos que demostar a nuestra pareja que la queremos cada día, estando con ella en las buenas y en las malas, sorprenderla cada vez que podamos, hacer cosas juntos y diferentes, y decirle como de importante es para nosotros, que junto con ella pues nos hace mejores personas. Pero si dejamos de regar ese amor cada día por alguna parte de los dos, ese amor muere, y por mucho 14 de Febrero que pueda haber, no podrá salvar lo irremediable, el fin de ese amor.

Ahora que tenemos más cosas para regalar a nuestra pareja en ese día, nos olvidamos de algo sumamente importante, no hace falta esperar al 14 de Febrero para regalarle algo o tener un detalle con aquella persona a quien queremos. Podemos hacerlo cualquier día de los 365 días que tenemos. Ya ofreciendo nuetro amor sincero, y estando en diferentes momentos con ella, le estamos dejando claro a nuestra pareja que de verdad la queremos, y que podemos regalarle algo, siempre que podamos claro, sin tener que esperar a ese día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario