domingo, 16 de febrero de 2014

Pasar por la piedra

El tiempo que ha pasado me ha servido y me sirve para muchas cosas, una de ellas, es para cambiar u corregir todo aquello que he considerado que tenia que cambiar, por mi propio bien, no por el de los demás.
Para ver que es lo importante, para mí, sigue siendo encontrar un trabajo que se que este año caerá, objetivos deportivos y de estudios.
Quizás el amor haya quedado en un segundo plano para mí, nose. Lo que sé, es que ninguna relación queda exenta de errores, de altibajos, no existe una relación perfecta sin problemas, por lo menos para  mí, una relación debe haber más momentos buenos, que malos, no digo que no, pero estar siempre en una relación bien, es casi imposible, y hay está la cuestión. Se quiere también cuando tu pareja es imperfecta o tenga defectos, pues si quieres a tu pareja solo con virtudes, no es amor, solo comodidad, cuando vienen los momentos malos e incluso cuando ves defectos de tu pareja, recuerda, naciste un ser imperfecto y debes querer a esa persona como es, si camináis juntos, con el tiempo tu pareja poco a poco puede ir puliendo los defectos que a ti te molestan.


Yo ahora mismo no se que pasará con el tema del amor, lo que si sé, es que quizás si llega, me venga, mostrándome frio y distante, ya quizás esa parte de romanticismo que tenía antes, ya no vuelva a ser la misma. Toda persona que haya amado, perdonado, e incluso cambiado y transformado, sabe que muchas veces, ya nada es igual, y que aunque siempre tendrá su etiqueta original, ya no vuelva a mostrarla como lo hacía antes, no por miedo, no por venganza, solo por asegurarse que no va a dar ningún paso en falso, hasta que la otra persona muestre ese interés real, que dice sentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario